Cáritas Diocesana de Granada reivindica los derechos de las trabajadoras del hogar

share on:

30 de Marzo, Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar

Cáritas Diocesana de Granada, 29 de Marzo de 2019

En el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, Cáritas Diocesana de Granada reivindica los derechos de las trabajadoras del hogar, el colectivo más precario y feminizado del tejido económico y social.

En torno al 30 de marzo, Día internacional de las Trabajadoras del Hogar, Cáritas Diocesana de Granada reivindica los derechos de las trabajadoras del hogar y de las personas que acompaña a diario en su Programa de Empleo.

Según la última Encuesta de Población Activa (EPA), el sector del empleo doméstico ocupa a 628.000 personas en España. Sin embargo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que un 30% del trabajo del hogar no cotiza a la Seguridad Social. Si contrastamos estos datos con el número de hogares que cuentan con una empleada de hogar del Instituto Nacional de Estadística (INE), y las afiliaciones a la Seguridad Social, la cifra de economía sumergida puede alcanzar el 70%.

Según el último informe de Octubre de 2018 “Vulneraciones de derechos laborales en el sector agrícola, la hostelería y los empleos del hogar” de Cáritas, las mujeres representan el 97,8% de este colectivo con una media de 44,5 años de edad.

Esta realidad pone de manifiesto la vulneración de los derechos laborales que sufren las mujeres que trabajan cada día desempeñando una importante función social al permitir la conciliación de la vida familiar y laboral de muchas personas. Una invisibilidad que además refleja la desvalorización del papel que tienen como protagonistas en el ámbito económico y social.

Precariedad laboral

El empleo doméstico se erige como uno de los sectores laborales más vulnerables por diversos factores:

  • Las trabajadoras del hogar no tienen derecho a la prestación por desempleo, lo que supone una discriminación y desigualdad respecto a otros sectores.
  • Un alto porcentaje trabaja sin estar dadas de alta en la Seguridad Social.
  • Al realizarse en un hogar, el trabajo se realiza en soledad.
  • Cerca del 23% presenta una jornada superior a las 60 horas semanales.
  • Una de cada diez recibe un trato humillante, sufriendo en silencio abusos y humillaciones, en incluso acoso sexual.

El papel de la intermediación en Cáritas

El Programa de Empleo de Cáritas Diocesana de Granada trabaja de forma activa desde 1997 reivindicando los derechos y la dignificación de las condiciones laborales de las trabajadoras del hogar.

A través del Servicio de empleo doméstico, Cáritas promueve la responsabilidad social de los empleadores garantizando unas condiciones laborales y salariales justas. Este servicio totalmente gratuito hace de intermediario entre las familias que necesitan ayuda en el hogar y las personas que tienen las competencias y habilidades en el trabajo doméstico. Gracias a este servicio, en 2018, 824 personas han recibido asesoramiento y se han facilitado 206 ofertas de empleo con apoyo a las gestiones de tramitación y velando en todo momento por unas condiciones dignas de contratación.

Garantizar el trabajo decente

Como entidad participante de la campaña «Iglesia por el trabajo decente», Cáritas reclama poner en primera línea de las agendas de nuestras organizaciones la necesidad de un trabajo decente para todas las personas. Debe estar en la agenda política y en nuestras agendas personales.

Hacemos un llamamiento a los poderes públicos para que:

  • Se reconozca la prestación por desempleo, las trabajadoras del hogar son las únicas que no la tienen.
  • Se garanticen las condiciones de seguridad y salud en el trabajo, incluyendo respeto a la privacidad de quienes pernoctan en el domicilio, se determinen y prevengan los riesgos profesionales en el trabajo del hogar.
  • Que la cotización a la Seguridad Social sea realmente por el salario recibido y no por un tramo de cotización, lo que las lleva a cotizar por debajo del salario real que perciben, de modo que ante una baja por enfermedad cobran muy poco y sus pensiones futuras se resienten.
  • Que el Reino de España ratifique el Convenio 189-Trabajo Decente para las y los Trabajadores del Hogar de la Organización Internacional del Trabajo.
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
¡Comparte esto!