“La iglesia, pueblo de Dios, es el sujeto de la Caridad”

share on:

Cáritas Diocesana de Granada, 24 de mayo de 2021

CARTA DEL DELEGADO EPISCOPAL DE CÁRITAS DIOCESANA DE GRANADA

CAMPAÑA DIA DE CARIDAD 2021

“SEAMOS MÁS PUEBLO”

Querida familia de Cáritas Diocesana de Granada:

Un año más la Iglesia nos convoca para celebrar la fiesta del Santísimo Sacramento del Cuerpo de Jesús y de su preciosísima Sangre. Es el día en que Cáritas celebra el día de Caridad. La Eucaristía es la fuente de donde nace y se alimenta el Amor que como Iglesia estamos llamados a vivir y a testimoniar.

No hay nada que hable mejor de Dios que la Caridad. No hay mejor manera de evangelizar que cumpliendo el mandato de Jesús: “Amaos unos a otros como yo os he amado”. Esto implica un amor en dos direcciones:

  • Hacia adentro de la comunidad cristiana, potenciando y fortaleciendo la fraternidad, la vida en común, el amor afectivo y efectivo entre todos los que formamos parte de la familia de Jesús.
  • Hacia fuera, dando testimonio del amor gratuito y universal con que el Padre ama a todos en su Hijo, y de manera preferente a los más necesitados, sean de la raza, nación o religión que sean. Esto ha sido algo inherente a la condición de discípulos de Cristo. Dios ama porque Dios es Amor. Solo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios.

“En el siglo tercero vivió en Egipto un joven pagano que se llamaba Pacomio. A los 19 años fue reclutado a la fuerza para el ejército del emperador romano Maximiliano y llevado a Tebas, donde fue encarcelado. Allí fue donde tuvo el primer contacto con los cristianos que le marcó para toda su vida. Durante la noche, cuando estaba en la cárcel, los cristianos de la ciudad le llevaban víveres a los reclusos y los invitaban a comer pues los veían muy apenados. Al ver aquel gesto preguntó a sus compañeros de prisión que por qué los trataban así y le respondieron: son cristianos y nos tratan así a causa del Dios del cielo. El gesto fraterno de los cristianos le hará entender que ser cristiano es amar a Dios para ponerse al servicio de los hombres. Cuando salió de la cárcel buscó una comunidad cristiana y se bautizó.”

Creo que este ejemplo nos ilustra muy bien acerca de cómo estamos llamados a llevar a cabo la misión que hemos recibido del Señor. La iglesia, pueblo de Dios, es el sujeto de la Caridad. Los equipos de Cáritas parroquial deben actuar en nombre de Comunidad. Cáritas es el corazón de la comunidad, que anima y testimonia el amor preferencial de Cristo por los pobres en estrecha y permanente comunión con el resto de la comunidad parroquial.

En el contexto actual, en una cultura tan plural, y a la vez pagana, la Iglesia está llamada más que nunca a anunciar a Cristo, su Buena Noticia, de manera explícita e implícita. Y desde luego que el testimonio de la Caridad es esencial. Sería hermoso que pudiéramos escuchar de las personas a las que atendemos lo que un día le dijo a la Madre Teresa de Calcuta un mendigo que acogió y que murió en sus brazos. Antes de morir le dijo: “Madre, el Dios que te ha traído hasta mí, no lo conozco, pero estoy seguro que si existe, se te tiene que parecer mucho a ti”.

Un abrazo fraterno.

Alfonso Marín
Delegado Episcopal de Cáritas Diocesana de Granada

MATERIALES: